Old Big Ead

Desde su creación, el fútbol nos ha regalado historias increíbles de jugadores que han saltado al campo a hacer mover el balón, pero también de aquellos hombres que han dirigido al equipo desde el banquillo. Ya sea por los títulos conseguidos o por la evolución que implementaron en el juego, el mundo del fútbol reserva en su museo un espacio para aquellos técnicos que se atrevieron a ser diferentes. De entre todos ellos, sería una herejía no colocar a Brian Clough, un entrenador capaz de coger a dos equipos en segunda división y convertirlos en campeones de la liga inglesa.

El técnico inglés, nacido en Middelsbrough el 21 de marzo de 1935, dio el salto a los banquillos a la temprana edad de 29 años. Antes de ello, actuó como delantero en el Middelsbrough y en Sunderland, pero una grave lesión en el ligamento cruzado anterior le obligó a ver el juego desde otra perspectiva. Clough se retiró de fútbol profesional habiendo disputado 296 partidos y anotado 267 goles.

Sociedad con Pete Taylor

Tras su forzoso retiro, la primera experiencia como entrenador le llegó al instante. Empezó entrenando a un equipo de las categorías inferiores del Sunderland, algo que le valió como experiencia y para conseguir el carnet de entrenador emitido por la Federación Inglesa. En la temporada siguiente, en enero de 1965, firmó por el Hartlepools United de la cuarta división inglesa.En ese equipo permaneció una temporada y media, consiguiendo unos resultados aceptables, y fue en ese momento donde empezó a forjarse el tándem con Pete Taylor, también exfutbolista y con el que coincidió en el Middelsbruogh.

Taylor fue la mano derecha de Clough prácticamente durante toda su carrera y fue muy importante, si el técnico sabía sacar el máximo de sus jugadores, su ayudante era un experto en acertar lo refuerzos que necesitaba el equipo. En esta primera etapa como entrenador, la pareja de entrenadores firmarían a un joven de 16 años llamado John McGrovern, un futbolista muy presente durante toda la carrera de Clough y que catorce años después sería el protagonista de una de las conquistas más importantes del entrenador británico.

Derby Country, el primer gran éxito

Tras algunos problemas con la directiva, Brian Clugh, acompañado por Taylor, se marchó del club y llegó al banquillo del Derby Country en la temporada 67/68. El equipo del norte de Inglaterra llevaba diez años consecutivos actuando en la segunda división del país y los dirigentes vieron en Clough al hombre indicado para hacer resurgir al equipo.

En su primera campaña en el Derby Country el técnico asentó las bases del proyecto construyendo un equipo a medida de sus expectativas. Si bien en su primera temporada al frente de los carneros tan sólo pudo evitar el descenso finalizando de décimo octavo lugar, en la siguiente, la 68/69, con siguió el ascenso a la Firts División (la actual Premier League).

En la primera temporada que Brian Clough dirigió al Derby Country en la máxima categoría, la 69/70, el equipo finalizó en cuarta posición. Dos temporadas más tarde, llegaría un éxito aún mayor.

Primera liga para el Derby y salida del club

Brian Clough era un entrenador peculiar. A la vez que hacía gala de una tremenda arrogancia, defendía el juego limpio y no quería que sus jugadores tuvieran ningún tipo de tangana con los rivales. Si marcaba la diferencia en los banquillos, también lo hacía en el juego. Al contrario que sus colegas, él apostaba por un fútbol de toque y en el que se ampliaba el campo con el juego por las bandas. Su forma de ser y de entrenar propiciaron que la temporada 71-72 fuera mágica para el Derby Country.

El equipo sufrió bajas como la de Steve MacKay, un pilar en el resurgir del Derby, pero seguía contando con los jugadores que Clough quería, entre ellos John McGovern, Archie Gemmill o Colin Todd.

La comunión entre los diversos sectores del Derby Country era fantástica, y eso hizo que el equipo llegará a la última jornada de liga disputándose el título con los dos mejores clubes del momento, el Leeds United y el Liverpool. El Derby Country necesitaba una carambola para proclamarse campeón y, contra todo pronóstico, lo consiguió. Con Brian Clough en el banquillo, el equipo se proclamó campeón de liga por primera vez en su historia.

Pero tras este gran éxito, las desavenencias con la directiva, sobre todo en temas de fichajes, propiciaron que en octubre de 1973, Brian Clough y su ayudante, Pete Taylor, presentarán su dimisión ante la junta. Jugadores y afición se unieron para pedir la vuelta del técnico al banquillo de Pride Park. Pese a las protestas, la etapa de Brian Clogh en el Derby Country había llegado a su fin.

44 días en Leeds

Tras un breve paso por el Brighton & Hove Albion, de tercera división, Brian Clough firmó como técnico del Leeds United. Esta decisión propició la separación entre el técnico y su ayudante, Pete Taylor, que se quedó al frente del equipo del sur de Inglaterra. Por primera vez desde 1965, trabajarían por separado.

En la temporada 74/75, Brian Clough se hacía con las riendas del equipo de moda en el país británico. El Leeds United era el vigente campeón de liga y se despedía del que había sido su entrenador durante 16 temporadas, Don Revie, que pasó a ocupar el cargo de seleccionador de Inglaterra. Las trifulcas entre Clough y el ex técnico del Leeds en campañas anteriores, hicieron que tanto la afición como los jugadores no recibieran con especial cariño al técnico de Middelsbrough.

La plantilla del Leeds no aceptó ni los nuevos métodos ni los cinco nuevos fichajes de Clough, entre ellos John McGovern. La fidelidad a su anterior técnico, propició que el equipo registrara un inicio de campaña pésimo. Tras perder la Community Shield contra el Liverpool, el equipo tan sólo sumó cinco puntos en las seis primeras jornadas de liga.

Los malos resultados y el mal ambiente entre técnico y jugadores, propició que la directiva del Leeds United cesará a Clough del cargo de entrenador 44 días después de llegar al club.

Nottingham Forest, vuelta a los orígenes

En enero de 1975, Brian Clough aceptó la oferta del Nottingham Forent, de la segunda división, para ocupar su banquillo. En su primera media temporada, el técnico evitó el descenso de categoría, mientras que en su primera campaña completa, la 75/76, tuvo más estabilidad y el equipo finalizó en octava posición.

A su llegada a City Ground, Clough volvió a fichar a jugadores de su confianza como John McGovern y John O’Hare, pero fue en la temporada 76/77 cuando el técnico volvió a contar con la que había sido su mano derecha a lo largo de su carrera, Pete Taylor. Como si del destino se tratara, en la primera temporada que ambos estuvieron al frente del Nottingham Forest consiguieron ascender al equipo a primera división.

Regreso por la puerta grande

En su vuelta a la máxima categoría del fútbol inglés, Brian Clough y Pete Taylor armaron un equipo que incluía a jugadores de su confianza y a futbolistas menos conocidos que ya formaban parte del Nottigham Forest a la llegada del técnico. McGovern, O’Hare, Larry Lloyd, Viv Anderson, Tony Woodcock, Martin O’Neill y John Robertson, entre otros, conseguirían colocar al equipo en primera fila, tanto en Inglaterra como en Europa.

Tanto es así que en la temporada 77/78 el Nottingham Forest se proclamó campeón de liga con una holgada diferencia de siete puntos respecto al segundo, el Liverpool. Ambos equipos también disputaron la final de la Carling Cup, en la que el equipo de Clough se impuso a los reds en el partido de desempate por 1-0 gracias al tanto de John Robertson. A estos títulos se les unirían cuatro Carling Cup (’79, ’89 y ’90), una Community Shield (‘78), una Supercopa de Europa (’79) y sus dos grande éxitos, las Copas de Europa de las temporadas 78/79 y 79/80.

La efectividad del juego de los de Clough traspaso fronteras y en la temporada 78/79, el Nottingham Forest participó en la Copa de Europa como campeón de Inglaterra. El equipo se adjudicó el trofeo continental al imponerse por 1-0 (Francis 45’) al Malmö en la final disputada en Múnich. En la temporada siguiente, la 79/80, el Forest revalidó el título al vencer, nuevamente por 1-0 (Robertson 21’), en el Santiago Bernabéu al Hamburgo alemán. Ambas Copas de Europa fueron alzadas por John McGovern, aquel jugador de 16 años que Brian Clough fichó en su primera temporada como entrenador en el Hartlepools United.

En la temporada 92/93, tras 18 años al frente del Nottingham Forest, Brian Clough dijo adiós a los banquillos.

Una vida dedicada al fútbol

Brian Clough murió el 20 de septiembre de 2004 a causa de un cáncer de estómago. Con su marcha, el técnico británico nos dejó un sinfín de frases célebres y una historia digna de ser recordada. Brian Clough amaba al fútbol como el fútbol lo ama a él.

Por: Xavier Falgueras ()

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s